El origen del dinero

A lo largo de estos años de estudio de ciencias empresariales me he empollado verdaderos coñazos de asignaturas, así que cuando estudié el origen del dinero me pareció interesante. Por lo que he pensado hacer lo que suele hacer Ernie de ilustrarnos de lo suyo con el lado un poco más accesible a los no metidos en la materia. He aquí un pequeño resumen que he hecho del epígrafe “Cómo surge el dinero” del libro “Macroeconomía” de Mankiw. Tal vez sintáis lástima por mí, al yo considerar esto interesante, pero es que estoy aburrido y también quiero hacer un poco de justicia al nombre de este blog, poniendo lo que puede que sea “una chufa de entrada”. Bueno, el resumen:

Existen dos tipos de dinero: el dinero-mercancía, que tiene valor intrínseco y puede utilizarse para varios fines (Ejemplo: el oro, que se puede usar para fabricar joyas, dientes, etc.); y el dinero fiduciario, que no tiene valor intrínseco y se establece como dinero por decreto (Ejemplo: el dólar, el euro, etc.). El dinero-mercancía era el que se usaba antiguamente, pero más tarde se comenzó a usar el dinero fiduciario, que es el que ahora usa la mayoría del planeta. La pregunta es: ¿qué haría que la gente empezara a valorar algo que carece de un valor intrínseco?. La gente, cuando comerciaba y recibía oro como forma de pago debía comprobar su pureza, para determinar su valor, a cambio del cual iba a entregar determinada mercancía. Este tipo de transacciones podrían ser agilizadas si el Gobierno interviniese, acuñando monedas de peso y pureza conocidos y estandarizados. El siguiente paso fue que la gente comenzara a aceptar certificados de oro en vez de oro, es decir, trozos de papel que pudiesen ser canjeados por oro. Si el Gobierno garantiza que cambia esos trozos de papel (billetes) por oro, esos papeles tienen el mismo valor que el oro. A la larga, como los billetes son más cómodos de manejar, van sustituyendo al oro, hasta el punto en que la gente ni se molesta en canjear sus billetes por oro, porque puede seguir efectuando transacciones con ellos. Al final, la utilización del dinero es en gran medida una convención social, ya que todo el mundo lo valora simplemente porque espera que los demás lo valoren.

Y ahora una observación mía: el oro pasó a estar en manos del gobierno ¿y desde entonces sólo sirve para hacer joyas y alguna parida más? ¿Qué harían con él? ¿Es realmente el oro un metal tan escaso y valioso como nos hacen creer?. Algún día lo investigaré 😛
Y ahora un caso curioso:

En la isla del Yap se usaban como forma de cambio los feis, ruedas de piedra de hasta cuatro metros de diámetro con un agujero en el centro “que permitía su transporte” mediante un eje. Quien quería comerciar debía transportar los feis hasta el lugar del intercambio. Como era tan incómodo la gente comenzó a aceptar derechos sobre los feis sin moverlos, por lo que se empezó a comerciar con esos derechos, en lugar de los propios feis. La aparición de esta práctica arreglaba situaciones en que un comerciante perdía los feis que transportaba en su barco durante una tormenta. Como el comerciante perdía su dinero por accidente y no por negligencia, se aceptaba que su derecho siguiera siendo válido.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Dinero, Economía. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a El origen del dinero

  1. Mebo dijo:

    VIVA LA ECONOMÍA!!! sin ella todo sería más fácil y todos seríamos más felices. Te lo imaginas!!! que asco!!!

  2. Jaco dijo:

    Pues la verdad es que nunca me lo había planteado.No ha sido una chufa, está interesante!! Me mola la idea de que nos comentes cosillas como Ernie. Quizá algún día yo también lo haga 🙂

  3. Manu dijo:

    fran, puestos a que desaparezca algo, mejor el derecho, no?:Py gracias, jaco! la verdad es que tenia dudas sobre si iba a ser un coñazo o que

  4. Fry dijo:

    Creo que alguien me dijo hace un tiempo que ya no se usa el patrón oro a la hora de hacer los apaños esos. Me la metieron doblada, no?

  5. Manu dijo:

    pues ni idea de si se sigue usando el patron oro. Yo lo que decia es que se usaba mucho antes, al menos, y que ahora lo habitual son los euros, los dolares, etc.

  6. Ernie dijo:

    Buena entrada Manu, mal que te pese =b. Me sugiere dos cosas. Una, curiosamente, el valor del dinero se relaciona con una de las características que nos distingue del resto de los animales: el valor simbólico; los humanos somos la única especie capaz de representar simbóicamente.Dos, lo fácil que es manipular a la población por parte de quien tiene acceso a (y poder sobre) esa información.Zeitgeist!!

  7. Manu dijo:

    gracias ernie! aunque no acabo de entender lo de la representacion simbolica. me lo tendras que explicar en la sobremesa de una cena en el galaxia 🙂

  8. Anonymous dijo:

    Hola soy Juan P, y creo sinceramente que lo de las monedas de piedra de cuatro metros es una idea buenisima. Si eres un niño, o un adolescente, es una manera eficaz de evitar que te venga el vaquilla de turno a quitarte el dinero destinado a cromos o comics. Deberiamos retomar esta bonita tradición utilizando targetas de credito del tamaño de una plaza de aparcamiento y hechas de cemento o algo. Asi en vez de cartera la gente utilizaria una grua para llevar su dinero por ahi. Todo seria mejor, como en los anuncios de compresas. Lo que acabo de escribir me parece tan absurdo que tengo que parar y salir al balcon para tomar el aire.Bueno, un gallifante para el autor del blog.

  9. Anonymous dijo:

    Soy yo otra vez, solo queria decir una ultima chufa. Me suena de no se donde que antes de que las monedas tuviesen valor simbólico estaban hechas de oro o algun otro metal valioso (por eso en las pelis de la edad media y por áhi aparecen bolsas llenas de monedas de oro)y su valor era digamos reaaaaal ¿nooo? es decir, que si eso ocurriese ahora yo podria fundir un euro que estaria hecho de oro y todo el oro que obtendria valdria un euro. ¿Me equivoco? es posible. Ademas, no es una buena idea, sigo prefiriendo las monedas -monolito de 4 metros.

  10. Bian dijo:

    Me gusta mucho tu apreciación de los símbolos, Ernie, y el post en sí, (para que a mi me parezca interesante algo relacionado con la economía…), jeje

  11. Manu dijo:

    jajajaja, como se te va la piña juan p! lo de las targetas como plazas de parking puede dar lugar a material interesante en forma de letras para el grupo, eh?Buenas, Blanca! me alegro que te parezca interesante

  12. Ire dijo:

    Manu!! que te has hecho blog!! y lo descubro ahora…jejeYo estoy con mi hermana, interesante, sobre todo lo de las piedras de 4 metros, y eso que a mi la economia me da bastante igual ^^

  13. Manu dijo:

    ey, Ire! pues si, ya ves… poco a poco, jeje. Yo a ver si me paso mas por el tuyo, aunque seguramente estaras por aqui dentro de poco y no podras actualizar mucho, no?

  14. Indio dijo:

    ey! the more you know, eh?! qué guay.yo vi unos videos interesantes relacionados con esto, y de paso con los bancos, y demás: el segundo y el cuarto que salen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s